logo image

 

CASA TOMAY

“En nuestra casa el arquitecto materializó nuestros sueños como familia. Con su amplia experiencia, logró identificar las necesidades de cada uno de los miembros a través de diversas reuniones que tuvimos, logrando así una casa cómoda y muy práctica, se cuidaron mucho los detalles logrando que en ella se viva con plenitud, destacando además que las personas que recibimos en ella manifiestan su gusto por la misma”.

J.R.T y A.L.M.
Propietarios

 

 

 

 

 

Proyecto arquitectónico
Juan Ignacio Castiello Chávez

Colaboradores
Zarak Alaine Modad Betancourt / Coordinador
Gustavo Ramos Gallo
Jorge Ignacio Gutiérrez Navarro
Eduardo García García
Alain Manoel Ponce Ramos

Decoración
Teresa Vergara de la Mora

Construcción
Juan Carlos Villa Fernández

Fotografía
Mito Covarrubias

Ubicación: Zapopan, Jalisco, México.
Género arquitectónico: Habitacional unifamiliar
Año del proyecto: 2009
Año de la construcción: 2010
Superficie del terreno: 418 m2
Superficie de la construcción: 674 m2

PROBLEMA ARQUITECTÓNICO

Se trata de un predio inscrito dentro de un coto privado localizado al poniente de la zona metropolitana de la ciudad de Guadalajara, donde abundan este tipo de pequeños fraccionamientos que cuentan con rigurosos reglamentos de construcción que fomentan proyectos apretados y privacidades comprometidas. El terreno tiene una forma rectangular regular, una pendiente natural del 25%, y una superficie de 420 m2. Colinda al norte con la calle de acceso obligatoria y al sur con el estacionamiento de la casa club.
Descripción de los clientes: Se trata de una pareja de abogados jóvenes, muy trabajadores, con hambre de tecnología, conectados cotidianamente con el exterior, y muy enfocados en su familia. Tienen 2 hijos: un niño de 9 años y una niña de 3 años. Querían una casa donde lo más importante fuera el espacio compuesto por jardín-terraza-patio. Querían que su hogar respetara sus  jerarquías y sus formas de vida: gusto por la cocina y el arte, gusto por recibir a sus amigos, predilección por lo cuadrado, recorridos divertidos: alegres, variados y sorpresivos. Él quería un espejo de agua, un lugar para escuchar música, y un espacio que rindiera homenaje a una ceiba. Ella quería un estudio que tuviera la posibilidad de en el futuro poder hospedar a un familiar en su vejez.

INTENCIÓN DEL PROYECTO

Uno de los problemas más importantes por resolver en un proyecto de una casa habitación unifamiliar urbana que cuenta con un predio relativamente pequeño es la proporción de espacios techados contra espacios abiertos. El reto es lograr una casa proporcionada, balanceada, que respire en libertad, que no se sienta ahogada por si misma o por las casas vecinas. Por este motivo se procuró que la mayor cantidad de superficie construida de la casa se desarrollara en el sótano para obtener el menor desplante posible tanto de la planta baja como de la planta alta, liberando con ello el espacio más importante de la casa: jardín-terraza-patio.
Se trató que la casa fuera discreta hacia el exterior y muy abierta hacia el interior, resolviendo el problema constante de intimidad que plantean estos singulares proyectos. Se intentó hacer una casa de aquí y de hoy, una casa generosa que recibiera con los brazos abiertos en absoluta libertad. Se procuró conectar la casa directamente con las actividades deportivas aprovechando la cercanía de la casa club. Se tomó la decisión de hacer un bar formal en el sótano especialmente diseñado para escuchar música.

DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

La casa se resolvió ubicando el sótano medio nivel abajo de la calle y la planta baja se levantó medio nivel arriba de la misma, con ello se aprovechó la pendiente natural del predio y también se logró alcanzar el nivel colindante posterior que exigía el estacionamiento de la casa club, quedando comunicada la casa con esta a través de una puerta trasera.
La planta baja y la planta alta se resolvieron con un esquema en “U” ubicando el patio en el centro y el jardín en la parte posterior con la terraza intermedia comunicando ambos espacios abiertos. Con este esquema se le da la espalda al vecino del poniente y se logra abrir la casa hacia el sur y hacia el oriente, integrando sus espacios abiertos a las servidumbres laterales, tanto de la misma casa como la del vecino oriente.
Los espacios del sótano, tales como el bar, el estudio, y los servicios, se iluminaron y ventilaron a través de patios que surgen desde el sótano para comunicarse y ampliar los espacios abiertos de la plata baja.
El ingreso principal se ubicó en un extremo de la fachada para aprovechar el espacio de la servidumbre lateral y para ingresar directamente al patio cuidando su intimidad.

Comments are closed.