logo image

 

CASA VILLA DURÁN

“Esta casa ha contribuido a que seamos más felices y más unidos como familia, es una casa muy alegre y fácil de vivir.”

Juan Carlos Villa Fernández
Propietario

 

 

 

 

 

 

Proyecto arquitectónico
Juan Ignacio Castiello Chávez

Colaboradores
Omar Robles Aldana
Gustavo Navarro Solís

Construcción
Juan Carlos Villa Fernández

Fotografía
Mito Covarrubias

Ubicación: Zapopan, Jalisco, México.
Género arquitectónico: Habitacional unifamiliar
Año del proyecto: 2000
Año de la construcción: 2001-2004
Superficie del terreno: 1,100 m2
Superficie de la construcción: 630 m2

PROBLEMA ARQUITECTÓNICO

Se trata de un predio plano que se localiza en una esquina de un fraccionamiento de la periferia de la ciudad de Guadalajara. Cuentan con un reglamento de construcción que propicia una arquitectura abundante en cúpulas y techos inclinados. El predio cuenta con una singular geometría conformada por un polígono irregular de 4 lados que abre como un abanico.
Descripción de los clientes: Se trata de un matrimonio con 3 hijos varones de 11, 10 y 8 años, y un cuarto, que llegó sin avisar al final de la obra. La pareja quería una casa limpia, llena de luz, con alturas generosas, donde los espacios de mayor jerarquía fueran: cocina, comedor y estancia familiar. Ella: es ama de casa, quería una casa “calientita” y toda en una sola planta. Él: es ingeniero civil, fue el constructor de su propia casa, la quería en 2 plantas, con un jardín lo mas grande posible y sin divisiones, quería experimentar con materiales.

INTENCIÓN DEL PROYECTO

Se procuró que la casa fuera cerrada hacia el exterior y abierta hacia su interior. Se trató que el trazo de la casa tomara en cuenta la curva sutil de la calle frontal. Se procuró darle la espalda al vecino sin afectarlo, para abrir la casa al jardín. Se intentó hacer una casa de aquí y de hoy. Una casa generosa que recibiera con los brazos abiertos, que estimulara al usuario a respirar, a contemplar. Un hogar en libertad.

DESCRIPCIÓN DE LA OBRA

La exigencia del reglamento del fraccionamiento con respecto a los techos inclinados se resolvió argumentando el techo inclinado como jerarquía y no como cantidad. Es por eso que la casa está rematada en la planta alta con un techo de 4 aguas donde se localiza el estudio.
La esquina se resolvió generando en la fachada frontal un ritmo descendente hacia la misma. También se aprovechó para ubicar el ingreso principal sobre la calle frontal y el ingreso de servicio sobre la calle lateral.
La casa se resolvió con un esquema en “L”, lo que da como consecuencia un jardín concentrado y por lo tanto generoso. En el brazo largo de la “L” se ubica el área social de la casa, y en su lado corto, se localiza el área de recamaras.
El eje del ingreso divide la casa en dos áreas: servicios y comedor por un lado, y por el otro, estancia y área de recámaras.
Las cocheras generan un vacío que separa la casa del largo alzado de casas adjuntas, como sugiriendo una pausa.

Comments are closed.